lunes, 7 de agosto de 2017

4 cosas que mantienen motivados a los empresarios

El proceso de emprender un negocio jamás es sencillo, requiere de arduo trabajo, constancia y dedicación. El camino está acompañado de altas y bajas, momentos felices, otros no tanto. Cada empresario tiene diferentes tipos de motivaciones, por lo general asociadas con las ansias de hacer dinero, pero también con ese deseo de convertir un proyecto o sueño en una realidad.



La popularidad del desarrollo de los famosos “startups” ha cobrado mayor fuerza en la actualidad, cada vez son más los emprendedores que desean convertirse en el próximo genio millonario, viajar en jet privado, tener un carro deportivo del año e irse de fiesta a Las Vegas. Sin embargo, pese a que el dinero – sin duda - es un motivador fundamental necesario para impulsarlos no lo debe ser todo.

Diversos estudios han comprobado que el amor por el dinero denota una personalidad más predispuesta al individualismo y con poca voluntad para trabajar en equipo, lo que puede conducir al fracaso. El denominado “emprendedor solitario exitoso” no es más que un mito, ya que no se debe olvidar que detrás de un gran negocio hay grandes equipos. Entonces ¿Qué impulsa a los grandes empresarios?

Un empresario exitoso lo mueve en primera instancia, la emoción de competir, no solo con los demás, sino más bien de retarse a sí mismo, viendo la vida como una escuela en donde cada día trae algo nuevo que aprender.
En segundo lugar, eligen ser extraordinarios; su cuerpo y su mente se fusionan para lograr una meta, sin vacilaciones, no ponen en duda sus capacidades y habilidades, además de convencerse de que merecen ser exitosos.

Otro motivo es la voluntad, esa obstinada aptitud de perseguir con todas sus fuerzas el objetivo planteado. Y por último, las ansias de realización personal y el reconocimiento. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario