Recomendado

viernes, 13 de julio de 2018

8 consejos para transformar la tarjeta de crédito en un aliado de control financiero





Yo soy partidario del uso de la tarjeta de crédito, si se utiliza correctamente, creo que puede facilitarnos enormemente nuestra vida financiera.
Si no estás tan seguro de poder mantener y utilizar la tarjeta de crédito, no la utilices, ya que si no sabes manejarla o no sabes cómo funciona, podrías meterte en aprietos con las deudas. Es mejor que primero aprendas a administrar bien tu dinero y aprendas a manejar las tarjetas de crédito, para luego convertir estas en tus aliados financieros.
Aquí te traigo 8 consejos simples pero potentes para transformar tu tarjeta de crédito en un aliado en el control financiero. Si quieres conseguir un control financiero con ella, es esencial seguir los 8 consejos descritos en este artículo.
Ten en cuenta que la tarjeta de crédito tiene como utilidad ser una herramienta de pago con ciertas políticas que debes conocer para no cometer errores y posiblemente sufrir accidentes financieros.
1. Establecer un límite de gastos
Un buen límite es el 30% de tus ganancias netas mensuales, pero puedes variar y ser más o menos flexible, cada caso es diferente. Pero debes establecer un límite de cuánto dinero gastas usando la tarjeta de crédito.
2. Utilizar la tarjeta para compras diarias de la vida cotidiana
Está bien el uso de la tarjeta de crédito para compras en el supermercado, gasolina para el coche, comprar pan, carne, ir al restaurante y así sucesivamente. Para pagar con la tarjeta, centrará en el pago de un día concreto (vencimiento de la factura), y que es importante para el flujo de efectivo.
3. Mantener un registro de tus gastos diarios
Examina todos los días cuanto gastas y hazlo durante todo el mes, hasta el cierre de la factura. ¿Para qué? Simple, para que no exceda el límite estipulado por usted, digamos ha definido como límite de gastos mensuales un monto de $500, y usted ya llego al límite en el día 20, el proyecto de ley tendrá todavía unos días y ya se alcanzó el límite. Ahora ya no utilices por el resto del mes tu tarjeta de crédito.
Para abordar este tema pacíficamente, crea notas en forma de recordatorios o consultas en el sitio de la aplicación de su tarjeta bancaria. Las tarjetas de crédito ofrecen el servicio en línea, a través de la página web o aplicación.
4. Evitar la compra en cuotas

Hacer esto sólo en caso de extrema necesidad. Esto solo termina creando un mayor gasto gracias a los intereses que supone dicha cuota.
5. Ganar millas, puntos y beneficios
La idea es aprovechar al máximo el programa de beneficios ofrecido por las empresas asociadas a su tarjeta de crédito. Gana millas y los puntos que acumules luego puedes canjearlos por billetes de avión, paquetes de viajes o productos que necesites.
6. No salir con un montón de dinero en su billetera
Además de su seguridad, las monedas y billetes son cada vez más escasos en el mercado. Con la tarjeta, no necesitas cargar dinero en efectivo y esperar el cambio luego de tu compra, recuerda siempre el primer consejo, el uso de la tarjeta siempre debe estar asociado con el valor determinado por usted.
7. Saber a dónde va su dinero

A través de la factura es más fácil saber cuáles fueron sus gastos y así poder establecer una estrategia de ahorro, porque todo está registrado allí. Los nombres de los establecimientos, la fecha de compra y consumo, siempre es más fácil usar la factura para garabatos que para discutir el presupuesto y el gasto público.
8. Nunca pagar sólo el mínimo de la factura de su tarjeta de crédito
Si establece un límite en su presupuesto de gasto con tarjeta de crédito y no excede este límite, usted no tendrá problemas para pagar la factura en su totalidad.
Sin embargo, si usted gastó más dinero del que debiera en la tarjeta, ahora es importante pagar una tasa más alta de su tarjeta de crédito. Trate de hacer un préstamo personal u otro tipo de crédito con menores tasas de interés y pagar lo que debe en la tarjeta.
Siguiendo estos consejos estoy seguro que no necesitarás cancelar, o romper tu tarjeta de crédito. Además, te ayudarán a tener una vida financiera saludable.
¡Gracias y hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario